El presidente de Ecuador Rafael Correa dejará la presidencia del país con una economía en rojo.

El economista y presidente de Ecuador Rafael Correa culminará su gobierno con una economía nada favorable para el país, generando con esto descontento e incertidumbre sobre el futuro de los ecuatorianos.

Con dos mandatos ya cumplidos el actual presidente Rafael Correa no podrá ser reelecto de nuevo y es justo en este momento donde la economía del país se encuentra en su peor fase.

El Banco Central de Ecuador publico las cifras del crecimiento del Producto Interno Bruto del país que cerro con decrecimiento y un saldo negativo. Destaco el BCE que el Producto Interno Bruto de Ecuador se contrajo un 1,7 %  al cierre del ejercicio, lo que implica un retroceso de la economía nacional ecuatoriana de un 2,2 %.

Generando un declive considerable en la economía de Ecuador, los bajo precios del crudo minimizaron los ingresos ecuatorianos, sumándole a esto el terreno de 7.8 ocurrido en el país lo cual generaron que la economía se volviera aún más roja.

Actividades económicas como la agricultura, el comercio, la construcción e incluso la manufactura han sido afectadas significativamente.

Llenos de deudas

Un panorama sombrío se posa sobre el presidente Rafael Correa y su gestión, y para los candidatos presidenciales de la oposición lo que más les preocupada es el legado de deudas que dejara el gobierno de Correa.

La deuda actual supero los 13.000 millones de dólares, llevando las cifras a un 38% del Producto Interno Bruto.

Sin embargo el presidente Rafael Correa es optimista y espera que la economía se recupera, además de asegurar que pueda aumentar un 1,42%, pero la realidad de la situación es muy distinta ya que las cifras indican un panorama más desalentador.

Dejar respuesta